Miércoles 13 de Noviembre de 2019

Una nueva de Arroyo: faltó a la reunión de transición y envió a su hijo

El intendente saliente de Mar del Plata suspendió el segundo encuentro con Guillermo Montenegro para coordinar el paso de mando y en su lugar fue su hijo, el presidente del bloque oficialista. El enojo del alcalde electo.

Tras perder en las elecciones del 27 de octubre, el polémico intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, suspendió la reunión de transición y envió a su hijo a la reunión con ganador de las elecciones locales, Guillermo Montenegro.

Con el apoyo de María Eugenia Vidal, Montenegro se convirtió en el intendente electo este 27 de octubre, mientras que el actual jefe comunal obtuvo poco más del 3% de los votos con su lista corta, tras romper con el macrismo.

La mala relación entre el intendente saliente y Juntos por el Cambio quedó en evidencia con la traumática transición hacia el cambio de mando. Arroyo plantó a Montenegro cuando suspendió la reunión prevista para este martes. Además, encomendó a su hijo Guillermo, presidente del bloque oficialista en el Concejo Deliberante, que conduzca la transición.

Enojado, Montenegro rechazó la postura de Arroyo y advirtió que "su hijo no pertenece al Ejecutivo". "No es alguien que pertenece al Ejecutivo. Es de otro poder. Nunca vi esto. No me puedo sentar a hablar con él", lanzó el actual diputado nacional, furioso por la determinación que tomó el jefe comunal saliente.

En ese clima caldeado, el intendente electo aprovechó para denunciar que los nombramientos que está haciendo el saliente atentan contra la "ley de responsabilidad fiscal, a la que adhirió el municipio". Y además alertó por las dificultades económicas: "Hoy como están los números no se pueden pagar los sueldos de diciembre".