Jueves 09 de Abril de 2020

“No vengan”: las ciudades balnearias se ponen firmes contra la llegada turistas

Intendentes y vecinos, oficialistas y opositores. En la costa bonaerense todos tomaron conciencia en el marco de la pandemia de Coronavirus y la inminente llegada del fin de semana largo. Por eso, cierran sus puertas a los posibles visitantes.

Los distritos costeros se pusieron firmes para no recibir turismo dada la cercanía del fin de semana largo. El municipio de Monte Hermoso había registrado flujo turístico lo que provocó el enojo de su intendente y del presidente, Alberto Fernández. En Claromecó comerciantes cortaron la ruta para impedir el acceso.

“En Pinamar tomamos la decisión de prohibir toda actividad vinculada a los servicios turísticos y gastronómicos, desde alojamientos hasta entretenimiento. No queremos que vengan, hay una situación internacional y hay que respetar los protocolos de aislamiento y la cuarentena”, expresó Martín Yeza siendo uno de los primeros en tomar esta medida drástica pero preventiva.

Luego de la decisión del intendente de Pinamar, el mandatario de Villa Gessel, Gustavo Barrera, se sumó a las medidas que permitan desincentivar el arribo turístico para evitar circulación de gente y aumentar las probabilidades de propagación del Coronavirus.

“A partir de hoy, cerramos accesos, locales y comercios en Villa Gesell. Al igual que en Pinamar, NO queremos recibir turistas y vamos a extremar las medidas de prevención y los controles para evitarlo. En la lucha contra el virus no hay colores políticos”, enfatizó Barrera.

El municipio de Monte Hermoso registró este lunes 16 de marzo largas colas para ingresar. "Hay una irresponsabilidad muy grande de la gente y poco entendimiento del mensaje tanto de la Organización Mundial de la Salud como del presidente Alberto Fernández", sostuvo el alcalde del Frente de Todos, Enrique Dichiara.

En Claromecó comerciantes autoconvocados de Tres Arroyos cortaron la Ruta 73 para impedir la llegada de turistas. También acordaron cerrar negocios y atender solo a vecinos locales.