Viernes 17 de Enero de 2020

Vidal y la pelea por el control de la legislatura bonaerense

La confección final de las listas permite observar, a priori, que será un recorrido espinoso el que deberá recorrer la gobernadora si quiere obtener el control de la legislatura bonaerense. Alcanzar ese objetivo, que resultará crucial para atravesar los dos últimos años de su mandato, implicará superar los pesos pesados que el kirchnerismo colocó.

En Cambiemos, la conformación de listas se dio una vez mas entre figuras con alta visibilidad pública y desligados de la política, el respaldo a intendentes propios en el Conurbano.

Carolina Píparo, víctima de una salidera bancaria en 2010; incorporada a la Fundación Pensar (“tanque de ideas” del PRO) y activa en las intervenciones por temas de inseguridad, estará al frente de la boleta para diputados por la Octava Sección (La Plata). Comparte boleta con Carolina Barros Schelotto, hermana de los mellizos que estrenan campeonato. El periodista Franco Bagnato, que en los 90 tuvo un éxito televisivo de las tardes y ahora conduce Radio Provincia, quedó al frente en la Quinta (Tandil y Costa bonaerense).

 

Para el juego fuerte del Conurbano se privilegió la incidencia de los intendentes. Adrián Urielli irá al tope del listado en la Tercera (sur). Es un funcionario de confianza de Néstor Grindetti , alcalde PRO de Lanús. Lo sigue Maricel Etchecoin, presidenta de la Coalición Cívica. Una concesión a Elisa Carrió.

 

La franja más empobrecida de la provincia, que incluye el masivo distrito de La Matanza, es el pilar de Unidad Ciudadana, el sello de Cristina Kirchner. Allí se hablaba anoche de la posibilidad de llevar a Julio Pereyra, intendente de Florencio Varela. Con los legisladores que podría cosechar en esa sección (están en juego 18 bancas) y los que sume en la Primera, los K pretenden bloquear la capacidad de acción de Vidal.